El siglo XVIII es una época a la que tradicionalmente se le ha dedicado poco tiempo y espacio en los estudios literarios. Pesan demasiado viejos estereotipos heredados del Romanticismo y una huella indeleble aún de prosaísmo y frialdad en su teoría poética.
Varias veces he puesto como lecturas de clase a poetas ilustrados o bien una antología de varios autores. Aquí dejo una de las últimas, en la que se suceden estilos casi opuestos, pero colindantes cronológicamente: barroco tardío, rococó, neoclasicismo, prerromanticismo.