Las generaciones de la así llamada postguerra practicaron una poesía social de diverso corte. En los años 50, a través de revistas comprometidas con la causa, vieron la luz poemas directos, a veces toscos, que perseguían un propósito político evidente. En la década de los 60, la poesía social se hace más simbólica, o si se quiere, se amplía el concepto de lo que se entiende por "político". Los años 70 supondrán un giro tematico y estilístico, una evasión poemática y problemática, una valoración mayor del yo poético individual.En esta antología, se recoge una buena muestra de esas tres generaciones poéticas, con menor incidencia, cierto es, de la primera, a la que considero hoy menos valiosa, más ligada a un momento social y, por ello, con más valor histórico que literario.Es patente en muchos de ellos la influencia de la poética de Cernuda, al que algunos solo conocían lejanamente por su obra que aún se conservaba en España durante el franquismo.