La lectura del Libro de Buen Amor resulta siempre algo difícil para los alumnos de ESO y Bachillerato. Se trata, claro es, de una dificultad derivada del lenguaje empleado, no de los conceptos que expresa el autor, que son sorprendentemente actuales. Debe leerse en 3º de ESO en versión modernizada o bien mediante una selección cuidadosamente escogida y explicada.



La crítica del poder del dinero, de la corrupción, del poder mal ejercido no pueden ser hoy más oportunos.