La novela de Laura Gallego parece una buena introducción al mundo medieval europeo, a la literatura de aquellos siglos, a los juglares y a la mentalidad cnturas atastrofista ligada a los desastres del año 1000. Es una mezcla de la típica novela de aventuras juvenil, con ese repetido hasta la saciedad protagonista joven que emprende un viaje para resolver un misterio, y la novela fantástica que tan de moda se ha puesto en los últimos años. Literariamente no es una gran obra, y pueden verse defectos de construcción y de estilo, pero tan verdad es eso como que a los alumnos les encanta su lectura.
Puede ser, por tanto, una buena obra de lectura para 3º de ESO, como forma de comenzar el estudio de la literatura medieval castellana.
Este curso 2017-18 la puse para mis alumnos y les encargué este trabajo de comprensión:
Hubo resultados muy buenos y grandes esfuerzos por investigar el trasfondo histórico, literario y artístico de la novela.